El avance legislativo del Frente Amplio

Hoy muchos se ocupan de estimar las probabilidades de Beatriz Sánchez de aumentar en las encuestas, adelantar a Guillier, y pasar a segunda vuelta. En parte, se debe a la atención que la misma candidata ha logrado atraer por su buen desempeño en las encuestas (ver el pronóstico de Tresquintos aquí). Pero en parte se debe al interés que generaran sus escuderos, los dos políticos mejor evaluados del país: Gabriel Boric y Giorgio Jackson.

Ambos factores han confluido para alimentar al Frente Amplio e incrementar su probabilidad de obtener un buen resultado en la próxima elección. Si bien la coalición será evaluada por su resultado en las presidenciales, también es cierto que será juzgada por su resultado legislativo. Si a Beatriz Sánchez le va bien en la presidencial, pero a la coalición le va mal en la elección legislativa, el proyecto se podrá catalogar como un fracaso.

Por eso considero relevante anticipar el desempeño legislativo del Frente Amplio. En un artículo anterior simulé los resultados de la elección de 2017 considerando al Frente Amplio como una coalición compuesta por una combinación específica de partidos que compitieron en la elección de 2016. En este artículo uso esa simulación como base, y agregó algunas consideraciones adicionales para hacer un pronóstico para la elección de diputados.

Antes de comenzar hay que clarificar un par de cosas sobre el sistema electoral que se utilizará por primera vez en las próximas elecciones. Dado que los escaños (denotado aquí como n) se reparten en función al número de votos que obtiene cada lista (denotado aquí como k), podemos calcular el porcentaje mínimo de votos que una lista necesita alcanzar para obtener 1 escaño (aceptando que es posible ser elegido con menos):

1/(n+1)

Dado que sabemos que los distritos reparten entre 3 y 8 escaños, según el tamaño de su población, podemos hacer los cálculos de interés. Por ejemplo, en un distrito en que se reparten 3 escaños (el distrito más pequeño), el porcentaje de votos que se necesita alcanzar para obtener 1 escaño es 25%. Asimismo, en un distrito en que se reparten 8 escaños (el distrito más grande), el porcentaje de votos que se necesita alcanzar para obtener 1 escaño es 11,1%.

La siguiente Tabla muestra esta relación. La primera fila muestra cuántos votos necesita alcanzar una lista para conseguir 1 escaño. La segunda fila muestra cuántos votos necesita una lista para conseguir 2 escaños. Así sucesivamente. Por ejemplo, en un distrito donde se reparten 3 escaños una lista necesita 25% de los votos para conseguir 1 escaño, necesitan 50% para conseguir 2 escaños, y necesita 75% para conseguir 3 escaños.


Con los datos de las simulaciones y de los umbrales mínimos de votos para conseguir escaños podemos estimar el número de distritos en que cada lista logra obtener un escaño o más. Suena como una operación sencilla, pero no lo es. Es levemente más complejo de lo que parece, dado que es matemáticamente posible (e incluso bastante frecuente en sistemas proporcionales) obtener 1 escaño con menos del umbral mínimo.

Para hacer esta estimación, entonces, no solo hay que considerar si el porcentaje de votos por cada lista sobrepasa el umbral mínimo, sino que hay que estimar la distribución de votos considerando el desempeño electoral de todas las listas. Para dar un ejemplo útil: si se estima el número de distritos donde el Frente Amplio sobrepasa el umbral, logran elegir 2. Pero si se hace la misma operación considerando a todas las listas, logran elegir 5.

Por ende, lo que hay que calcular es la relación entre el porcentaje de votos del Frente Amplio (reportado en la simulación) y el umbral mínimo de votos (reportado en la Tabla anterior), considerando la distribución de votos entre todas las listas. Si se hace eso, podemos también dividir a los distritos en función a la probabilidad de que cada lista pueda obtener un escaño:

  1. Seguros: son distritos en que la lista sobrepasa el umbral
  2. Probables: son los distritos en que la lista está muy cerca de sobrepasar el umbral
  3. Cercanos: son los distritos en que la lista está cerca de traspasar el umbral

La siguiente Tabla sugiere que un rendimiento regular el Frente Amplio obtendría 6 escaños, con un mejor rendimiento obtendría 8 escaños, y con un buen rendimiento obtendría 14. La Tabla también muestra que el Frente Amplio es significativamente más fuerte en la Región Metropolitana que en cualquier otra región, pues allí obtiene la mitad de sus escaños. De los restantes, 5 vendrían del norte (distritos 1 a 7) y 2 vendrían del sur (distritos 15 a 28).

Los distritos (y los candidatos más fuertes, de acuerdo a la lista de candidatos de Tresquintos, disponible en la barra lateral izquierda de este sitio) en que el Frente Amplio lograría obtener 1 escaño en el norte son:

D1 (Vlado Mirosevic), D3 (Fernando San Román o Pablo Herrera), D5 (Bertrán Magallanes), D6 (Carlos Aguilar), D7 (Jorge Rauld o Jorge Brito)

Los distritos (y candidatos más fuertes) en que el Frente Amplio lograría obtener 1 escaño en la Región Metropolitana son:

D8 (Ricardo Camargo), D9 (Maite Orsini), D10 (Giorgio Jackson), D11 (Tomás Hirsch), D12 (Miguel Crispi), D13 (Juan Ignacio Latorre), D14 (Renato Garín)

Los distritos (y candidatos más fuertes) en que el Frente Amplio lograría obtener 1 escaño en el sur son:

D17 (Nataly Rojas), D20 (Cristián Cuevas o Camilo Riffo)

Como siempre, es importante subrayar que pasan muchas cosas entre una elección y otra, lo cual limita el rango de predicción que puedan tener las simulaciones. Pero los resultados avanzados aquí se pueden utilizar como una base para trabajar. Funcionan, entre otras cosas, como un referente para privilegiar recursos escasos. Naturalmente, a medida que nos acerquemos a la elección se irá actualizando el pronóstico.

Con ese disclaimer, mi intuición es que Frente Amplio no va obtener menos de 10 escaños y difícilmente va obtener más de 20. Pero, otra vez, debo advertir que no tengo una bola de cristal. El resultado finalmente va depender de la estrategia interna del Frente Amplio, y de lo que hagan los demás. Por ejemplo, las simulaciones no muestran una victoria de Gabriel Boric, pero es probable que logre ser reelegido, ya sea en su nativo D28, o en otro lugar.

Comentarios cerrados.