La Nueva Mayoría debe ir en una lista parlamentaria

Entre 1989 y 2009 los cuatro partidos grandes de la centroizquierda (DC, PS, PPD, PR) compitieron juntos bajo la etiqueta Concertación. En 2013 repitieron la formación titular pero ficharon a un partido adicional (PC) y compitieron bajo la etiqueta Nueva Mayoría.

Hoy esa coalición se ve amenazada por dos factores:

  1. La división de la coalición entre gradualistas (DC) y progresistas (PS, PRSD)
  2. La división interna del PS entre pragmáticos (a favor de Guillier) y fundamentalistas (a favor de Lagos)

El primer factor tiene su origen en los quiebres del gobierno, y es estructural. Es lo que ha alimentado la decisión de la DC de ir a primera vuelta. Es una excusa perfecta para salir de una coalición que los dirigentes tradicionales sienten que va demasiado rápido en materia programática.

El segundo factor tiene su origen en los cálculos electorales, y es coyuntural.  Es simplemente la división entre aquellos que apoyan al más probable ganador y aquellos que buscan respaldar ideas fundamentales del socialismo (o al menos a sus líderes).

Estas divisiones están tras las especulaciones que le dan vida al rumor de que la Nueva Mayoría se podría quebrar, entendiendo que el quiebre no es si van dos candidatos presidenciales, sino que si van dos candidatos presidenciales y dos listas parlamentarias.

La división de la Nueva Mayoría en dos candidatos presidenciales y dos listas parlamentarias depende de una factor:

  • Si el PPD decide ser pragmático y apoyar al más probable ganador o si decide ser fundamentalista y apoyar al gradualismo concertacionista. Ser pragmático significa apoyar a Guillier (e implícitamente incentivar la conformación de una lista), y ser fundamentalista significa apoyar a Goic (y explícitamente incentivar la conformación de dos listas)

El PPD es fundamental (como explico aquí) porque inclina la balanza en el peso legislativo. Guillier puede competir sin el apoyo del PPD, pero Goic no puede. La lógica es que si Goic compite sola le iría muy mal a ella y a su lista parlamentaria. Solo lograría mantener o aumentar su representación si es apoyada por el PPD.

Pero más allá de lo que le conviene a los partidos, es necesario pensar en la coalición. Aquí la pregunta es si la Nueva Mayoría le iría mejor junta o dividida. Mi impresión es que le iría mejor junta. Es decir con los 5 partidos titulares apoyando a un candidato presidencial y a una lista parlamentaria.

Algunas de las razones de por qué a la Nueva Mayoría le iría mejor junta que separada son las siguientes:

  1. Una lista sería compacta y tendría mejores candidatos, lo que maximizaría el número de votos, y presumiblemente el número de escaños
  2. Una lista facilita cumplir con los umbrales fijados por la Ley de cuotas (40% de mujeres)
  3. Una lista obtendría mejores resultados a nivel agregado en todas las unidades electorales que reparten escaños impares (3 de 7 circunscripciones y 17 de 28 distritos)

Algunos podrán ver motivos a favor de ir en dos listas en cada una de estas razones (particularmente la 1 y 2). Como por ejemplo que dos listas acomoda de mejor manera las aspiraciones de los legisladores titulares. Pero esos argumentos están construidos en base a intereses particulares y no generales.

No es una decisión fácil, pues depende de un partido emocionalmente herido (el PPD) y de un partido que ve la decisión como una manera de hacer justicia histórica para sus militantes (la DC). Pero la evidencia dura, más allá de lo que quieran los dirigentes, es que ir en una lista parlamentaria es mejor.

Comentarios cerrados.