Eliminatorias Brasil 2014: Fecha 15

Este artículo usa estadísticas de las eliminatorias de la Conmebol, para todas las clasificatorias mundialistas desde que se instauraron las reglas de clasificación actual, incluyendo el mundial de Estados Unidos 1994, Francia 1998, Japón-Corea 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. El objetivo es identificar tendencias en los factores que facilitan la clasificación directa (4 cupos).

Dado que los mundiales varían en el número de equipos, normalicé los datos en función al rendimiento. Es decir, en vez de decir “el número de puntos determina la probabilidad de clasificar”, dije “el rendimiento determina la probabilidad de clasificar”. El rendimiento es simplemente el número de puntos de cada equipo dividido por el número de puntos totales en juego.

Caveat emptor. Los resultados de eliminatorias anteriores no necesariamente explican el resultado de las eliminatorias actuales. Si las eliminatorias actuales conllevan características diferentes a eliminatorias anteriores, las inferencias que siguen podrían estar sesgadas. Afortunadamente, parece no haber diferencias substanciales. El ranking FIFA de selecciones no ha variado significativamente.

El cuadro de abajo muestra un modelo de regresión logística para todas las fechas de las cuatro clasificatorias mencionadas arriba. Todos los índices de interés son significativos. El modelo muestra que el rendimiento (luego traducido a puntos) explica alrededor de 80% de la clasificación directa. Esto era de esperar, pues la clasificación se decide en función al rendimiento.

El gráfico que sigue muestra la distribución de probabilidades a partir del modelo anterior. Muestra que la probabilidad de clasificar no es lineal. Dado que solo clasifican 4 selecciones de forma directa, la curva tiene una “cola” larga hacia ambos lados. La diferencia de “probabilidades de clasificar” más grande se da entre los 20 y los 30 puntos. Allí se decide la clasificación.

Un equipo que alcanza 22 puntos en una eliminatoria tiene una probabilidad de clasificar de 0,3%. Esta probabilidad va aumentando a medida que el equipo va mejorando su rendimiento. Por ejemplo, si un equipo alcanza 25 puntos su probabilidad de clasificar aumenta a 12,29%. Asimismo, si un equipo alcanza 27 puntos, su probabilidad de clasificar llega a 61,83%.

El modelo que sigue muestra la distribución de probabilidades de clasificar a un mundial de acuerdo a resultados históricos tras la Fecha 14. El modelo muestra que la acumulación de puntos anterior a la Fecha 15 explica alrededor de 77% de la clasificación directa en eliminatorias. Todas las estadísticas de interés son significativas.

La curva en el gráfico de abajo representa la distribución de probabilidades de acuerdo al modelo de arriba. Con 21 puntos, Chile alcanza una probabilidad de clasificar de 75,54%. Esto está en función a otros equipos. Ecuador–que también acumula 21 puntos–tiene la misma probabilidad de clasificar. Uruguay, con 16 puntos, alcanza una probabilidad de clasificar de 1,43%.

El cuadro de abajo muestra un modelo de regresión logística basado en la cantidad de puntos acumulados tras la Fecha 15. Todos los índices de interés son significativos. El modelo muestra que los puntos parciales explican alrededor del 70% de la clasificación. Este índice es más bajo que para fechas anteriores porque los equipos más fuertes se tienden a emparejar.

El gráfico de abajo muestra la distribución de probabilidades a partir del modelo anterior. Dado que hay menos puntos en juego la curva se desplaza hacia la derecha. A medida que se acerca la última fecha, la curva se vuelve más inclinada. Un ejemplo de aquello es que en la Fecha 14 lo decisivo se da entre los 18 y 22 puntos, mientras que en la Fecha 15 se da entre los 22 y 26 puntos.

Tras la Fecha 15, el equipo que alcanza 14 puntos tiene una probabilidad de clasificar de 0,01%; un equipo que acumula 17 puntos tiene una probabilidad de clasificar de 1,85%; un equipo que acumula 20 puntos tiene una probabilidad de clasificar de 21,61%. Equipos sobre 27 puntos, a esta altura de las eliminatorias, tienen una probabilidad de clasificar sobre el 99%.

Chile llega a la Fecha 15 con 21 puntos. Esto se traduce a una probabilidad de clasificar de 75,54%. Si Chile pierde con Venezuela en la Fecha 15 (y mantiene 21 puntos), su probabilidad de clasificar disminuye a 37,21%. Si Chile empata con Venezuela, su probabilidad disminuye a 62,24%. Si Chile le gana a Venezuela (y alcanza 24 puntos), su probabilidad de clasificar aumenta a 90,78%.

Dado que en septiembre de 2013 se juegan 2 fechas (Fecha 15 y Fecha 16) y Chile solo juega la primera, su probabilidad naturalmente disminuirá tras la segunda. Si Chile pierde en la Fecha 15, su probabilidad de clasificar tras la Fecha 16 disminuye a 17,09%. Si Chile empata en la Fecha 15, su probabilidad de clasificar tras la Fecha 16 disminuye a 28,75%. Si Chile gana en la Fecha 15, su probabilidad de clasificar tras la Fecha 16 disminuye a cerca de 50%.

Lo que es para todos los efectos prácticos significa depender del lanzamiento de una moneda.

Por eso es crucial que Chile obtenga un triunfo en la Fecha 15. El peor escenario sería perder con Venezuela, y que Venezuela gané en la Fecha 16 (contra Perú), y que Uruguay gane en ambas fechas (contra Perú y Colombia respectivamente). En ese escenario Chile terminaría en el 6to lugar tras la Fecha 16 (con 21 puntos)–tras Venezuela y Uruguay (ambos con 22 puntos).

Hay dos escenarios para conseguir la clasificación. En el primero la clasificación solo depende de Chile, e implica ganar los 3 partidos que le restan (Venezuela, Colombia y Ecuador). Si esto no ocurre, Chile depende de las otras selecciones. En este escenario, a Chile le conviene que las selecciones que van más abajo se estanquen y las que van más arriba se escapen.

En el segundo escenario, la mejor combinación de resultados para Chile sería ganar en la Fecha 15, y esperar que Venezuela pierda o empate con Perú en la Fecha 16, y que Uruguay empate o pierda con Peru y que pierda con Colombia. A su vez, también le conviene que Ecuador pierda en ambas fechas (con Colombia y Bolivia). Si aquello sucede, Chile llegaría de forma solitaria a ocupar el 3er lugar.

Hay que notar que todos estos escenarios son solo para clasificar de forma directa. Es decir no considera la posibilidad de clasificar en el 5to lugar, e ir a repechaje. Para conseguir el repechaje, Chile solo debe vencer a Venezuela en la Fecha 15 y Uruguay debe derrotar a Peru en Lima. En ese caso Chile alcanza 24 puntos y disputaría el 4to lugar directamente con Uruguay.

Comentarios cerrados.