La oferta electoral

Publicado en La Tercera

El 20 de Agosto se conocerán los nombres de los pactos y partidos que competirán en las próximas elecciones presidenciales y legislativas. El cronograma entregado por el Servicio Electoral (ver aquí) establece que el nonagésimo día anterior a la fecha de la elección vence el plazo para la formalización de pactos electorales, y para la declaración de candidaturas a presidente de la república, senador y diputado.  Todo indica que habrá al menos 6 pactos electorales y un total de 14 partidos en competencia: la lista que apoya a Evelyn Matthei (RN, UDI), la lista que apoya a Michelle Bachelet (DC, PPD, PS, PSRD, PCCH, MAS, IC), la lista que apoya a Marco Enríquez-Ominami (PRO, PL), la lista que apoya a Ricardo Israel (PRI), la lista que apoya a Marcel Claude (PH, IU), y la lista que apoya a Roxana Miranda y a Alfredo Sfeir (PEV, PI).

Si los pactos nombrados arriba finalmente se inscriben, la elección de 2013 podría ser la más numerosa, en términos de pactos y partidos, desde el retorno de la democracia. En 1989, hubo 6 pactos electorales y un total de 15 partidos, en 1993 hubo 4 pactos y 13 partidos, en 1997 hubo 5 pactos y 10 partidos, en 2001 hubo 5 pactos y 9 partidos, en 2005 hubo 4 pactos y 10 partidos, y en 2009 hubo 4 pactos y 13 partidos. En cada elección hubo una lista de independientes fuera de pacto. Extrapolando estos datos a 2013, esto implicaría que la próxima elección también podría alcanzar un número histórico de candidatos, superando incluso la primera elección. Si bien en 1989 hubo más partidos legalmente constituidos que en cualquier otro momento, no estaban profesionalizados al nivel actual. La elección de 2013 se dará en un plano electoral más desarrollado, donde todos los partidos tendrán al menos una elección en rodaje.

En la próxima elección legislativa, los pactos de Matthei y Bachelet llevarán 20 candidatos cada uno (máximo permitido) a la elección de senadores, y 120 candidatos cada uno (máximo permitido) a la elección de diputados. Los pactos de Enríquez-Ominami e Israel también han prometido una presencia nacional de candidatos al congreso. La suma de estos cuatro pactos ya consolidará un récord de candidatos legislativos.  Dado que se elegirán consejeros regionales (Cores) de forma simultánea, la suma de candidatos ascenderá aún más. A la planilla de candidatos legislativos se sumarán un máximo de 278 candidatos a Core por pacto (ver aquí). No es menor, considerando que la mayoría de los pactos que competirá por escaños en el poder legislativo también probará suerte en la primera elección directa de autoridades regionales. Si suponemos que cuatro listas completarán sus planillas, habrá al menos 1,112 candidatos al Core.

La oferta electoral de 2013 tiene al menos dos consecuencias directas. Primero, se gastará más dinero en este ciclo electoral que en cualquier otro. Si bien en las elecciones de alcaldes y concejales se eligen más autoridades, y por lo tanto hay más candidaturas, el gasto electoral en elecciones de legislativas es significativamente mayor. Será particularmente alto en 2013 (a diferencia de 1997 y 2001) porque junto a los legisladores también se elegirá presidente.  Una segunda consecuencia es que con la mayor oferta electoral aumentará la tasa inicialmente estimada de participación. Tras la alta abstención en la elección de 2012 muchos pronosticaron una replica para 2013. Pero considerando el efecto positivo que tienen las campañas presidenciales sobre la tasa de participación, y la aparente cantidad histórica de pactos, partidos y candidatos que se inscribirán para competir, el augurio bien podría tornarse positivo.

Comentarios cerrados.