Un llamado de alerta democrático

Esta es la transcripción de una carta que firmé, junto a 79 otros académicos, actores sociales y líderes de opinión pidiendo más y mejor democracia para el sistema político de Chile. Fue publicada en El Dínamo, el Lunes 12 de Noviembre de 2012.

Los abajo firmantes manifestamos nuestra más profunda alarma y preocupación por los serios problemas que se han generado en el último proceso electoral municipal asociados con la elaboración del padrón, el sistema de conteo y la posterior información de resultados. Un aspecto esencial de la democracia moderna es el voto, y el procedimiento a través del cual se materializa la recolección de las preferencias ciudadanas debe dar garantías de neutralidad, confianza, certidumbre y transparencia. Es de allí de donde emana la legitimidad del poder político. Al verse cuestionado el proceso electoral municipal se pone en entredicho este aspecto básico del ejercicio democrático.

De acuerdo a datos comparados en América Latina (LAPOP desde 2005), Chile ocupa los primeros lugares del ranking regional de acuerdo a los niveles de confianza en los tribunales electorales, siendo superado por Uruguay, Costa Rica y México. Si bien es cierto que la crisis de confianza ha azotado a las instituciones representativas y especialmente a los partidos políticos, el Tribunal Electoral, como institución neutral, había quedado al margen de esa crisis. Los chilenos, hasta ahora, seguíamos confiando en la labor de nuestro Tribunal y en la transparencia y eficiencia de sus funciones. En otras palabras, nuestro Tribunal Electoral era uno de los pocos bastiones de confianza institucional que aún persistían en el país. Desafortunadamente, creemos que esta confianza se verá deprimida en subsiguientes mediciones dado todos los problemas que se han reportado. Esto es grave para la democracia, pues no sólo se pone en entredicho la eficiencia de una institución, sino que también la transparencia de su funcionamiento.

Los cuestionamientos que han surgido a partir del último proceso electoral se refieren a:

a. Elaboración del padrón. Se detectaron problemas asociados a la actualización del padrón a partir de la información entregada por el Registro Civil: inclusión de personas fallecidas en la última versión del padrón que no necesariamente fallecieron fuera de Chile; exposición de datos personales durante el proceso de información a la ciudadanía; inadecuada información agregada respecto del universo de inscritos por mesa y municipio, entre otros.

b. Procedimiento eleccionario. Se detectaron varias caídas del sistema online de información sobre locales y mesas de votación; no pocas inconsistencias al informar de mesas y recintos donde debían presentarse vocales de mesa; bajos niveles de información a la ciudadanía respecto de los cambios legales del nuevo sistema de inscripción automática y voto voluntario; ausencia de una política gubernamental para facilitar la concurrencia a votar (transporte público gratuito en grandes centros urbanos); y una limitada campaña cívica del gobierno destacando la importancia del sufragio, entre otros.

c. Sistema de conteo de votos. Se constataron importantes deficiencias en la información sobre el conteo de votos, incluyendo la inconsistencia entre los resultados de elecciones de alcaldes y concejales aún no resuelta, y que se reflejó en el tardío conteo de más de un millón de votos; problemas en más de una decena de comunas respecto del conteo de votos incluyendo acusaciones de fraude; descoordinaciones entre SERVEL y el Ministerio del Interior a la hora de definir responsabilidades por estas deficiencias, entre otros.

d. Información sobre resultados electorales. El sistema de información sobre resultados electorales ha sido claramente deficitario. Una de las decisiones más contradictorias consistió en “bajar” el sitio www.elecciones.gov.cl, anulando cualquier posibilidad de ver resultados electorales incluso en elecciones previas. Luego, este sitio redireccionaba hacia la página del Servel, que sólo tenía un archivo en formato PDF con el listado de todos los candidatos a alcalde y concejal con su respectivo número de votos. El problema, es que ese mismo archivo no identificaba a los candidatos electos. Lo más razonable era, por cierto, subir un archivo Excel con los resultados para procesarlos de manera más directa y amable para los usuarios. Este aspecto, que puede sonar muy sofisticado, es decisivo, ya que constituye un severo problema para contabilizar los votos, y para garantizar por parte de la comunidad académica, partidos, actores sociales y las mismas candidaturas la confianza que puede ser depositada en las cifras. También se denunció la reducción del personal técnico del Ministerio del Interior para llevar a cabo este proceso eleccionario.

Resulta imprescindible que las autoridades públicas adopten medidas lo más prontamente para resolver los problemas derivados de la pasada elección, tomando todas las previsiones para que estas situaciones no se repitan en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales que se desarrollarán en 12 meses más. Es urgente recuperar la confianza social en el sistema de votaciones y escrutinios de modo de no dañar la credibilidad en el sistema democrático.

De lo anterior depende la legitimidad de nuestros gobernantes y representantes, y por consiguiente el buen funcionamiento de esta forma de coexistencia colectiva civilizada que conocemos como la democracia.

Fue firmada por: Francisco Albornoz, Manuel Alcántara, Pamela Allan San Juan, Vianka Aliaga, Francisco Báez, Jaime Baeza, Mauro Basaure, Susana Basis, Angela Boitano, Kenneth Bunker, Axel Callis, Sixto Carrasco, Lidia Casas, Rossana Castiglioni, Paulina Chávez, Florencio Ceballos, Alejandro Corvalán, Javier Couso, Renato Cristi, Joaquín de Cea, Maite de Cea, Gonzalo Delamaza, Francisco Javier Díaz, José Luis Diaz, Carlos Durán, Eduardo Engel, Camila Erazo, María Cristina Escudero, María Ignacia Fernández, Claudio Fuentes S., Manuel Gárate, Manuel Antonio Garretón, Luis Garrido, María C. Godoy, Carolina Guerra, Claudia Heiss, Paulo Hidalgo, Daniel Hojman, José Jara, Alfredo Joignant, Carmen Lisboa, Paulina Lizama, Juan Pablo Luna, Miguel Angel López, Antoine Maillet, José Marimán, Roberto Méndez, María Teresa Marshall, María Pía Martin, Jorge Manzi, Roberto Mardones, Marcelo Mella, Sergio Molina M., Pablo Monje, Mauricio Morales, Patricio Navia, Alvaro Neira, Bernardita Ocampo, Juan de Dios Ortúzar, Rodrigo Osorio, Marcela Otaegui, Pilar Palacios, William Porath, Marcelo Ramírez V., Paula Repetto, Sebastián Ríos, Verónica Romero, Paula Sáez, Claudia Sanhueza, Julio Rojas, Fernando Rosenblatt, Maria Laura Tagina, Boris Toismlav, Sergio Toro, Elisabeth Simbürger, Marla Solari, Olga Ulianova, Luis Vargas, Samuel Valenzuela, Sebastián Valenzuela, Augusto Varas, Francisco Vega, Angela Vergara, Eugenio Vergara, María José Vega, Miguel Villa, Mario Waissbluth.

Deja un comentario