Las sorpresas de las municipales van a beneficiar a la Concertación

Publicado en El Mostrador

Todos ganan en elecciones municipales, hasta cuando pierden. En 2004, cuando la Concertación prácticamente dobló a la Alianza en alcaldes electos, Joaquín Lavín atenuó la derrota al celebrar que habían ganado “la madre de todas las batallas, Santiago”. En 2008, cuando la Alianza superó por primera vez a la Concertación en porcentaje de votos para alcaldes, Pepe Auth sostuvo que “las dos listas fueron un muro de contención para una verdadera derrota”.

Para proclamar un solo ganador, hay que fijar un estándar antes que ocurra la elección. En una columna anterior propuse que el ganador de la próxima elección municipal sería la coalición que ganara en más de los cinco siguientes criterios: (1) porcentaje de votos para alcaldes, (2) elegir el mayor número de alcaldes, (3) porcentaje de votos para concejales, (4) elegir el mayor número de concejales, y (5) elegir más alcaldes en las 10 comunas más emblemáticas.

Usando éste estándar se dejan fuera interpretaciones relativas, y se observan solo resultados absolutos. No pueden haber dos ganadores. En otra columna demostré que si se extrapolan tendencias de elecciones municipales anteriores, la Alianza debería obtener más votos en alcaldes y elegir más alcaldes en las 10 comunas más emblemáticas, mientras que la Concertación debería obtener más votos en concejales y elegir más concejales.

Parte de este pronóstico estuvo basado en el hecho que la Alianza viene mejorando su votación en cada elección municipal desde 2004. Una segunda parte de este pronóstico estuvo basado en el hecho que la Concertación está en su peor momento político desde 1989. Y una tercera parte de este pronóstico estuvo basado en el hecho que por primera vez la Alianza podría capitalizar sobre estas tendencias al competir como la coalición oficialista.

Ahora bien, tendencias no explican el resultado de elecciones por sí solas. Suceden demasiadas cosas entre una elección municipal y otra para sostener que las preferencias electorales no cambian. Para no ir más lejos, la elección de 2009 quebró todas las tradiciones electorales que se repetían desde 1989. Por primera vez la Alianza eligió al presidente, y por primera vez la Concertación perdió la mayoría en la Cámara de Diputados.

Otra diferencia con 2008 son las nuevas leyes electorales, los cuales, según algunos, distorsionarán patrones pre-existentes. Esto es en parte verdad, pues las leyes electorales efectivamente determinan el comportamiento de los electores. Pero en parte es falso, pues no necesariamente cambian la distribución de preferencias electorales. En este caso, la inscripción automática con voto voluntario solo profundizará las preferencias existentes.

Gonzalo Contreras et al. encuentran que el principal efecto de la inscripción automática con voto voluntario será una menor participación electoral. Pero que también que causará una polarización de las campañas, lo cual incrementará la participación de votantes de izquierda y derecha en desmedro de los de centro. Esto significa que votará menos gente, pero que se solidificarán las preferencias por la Alianza y la Concertación.

Tomando en cuenta que pueden suceder cosas entre el pronóstico y la elección, mantengo mi pronóstico sobre los resultados generales (los primeros 4 criterios), pero creo que pueden haber sorpresas a nivel particular (el quinto criterio). Ergo, sigo anticipando que la Alianza va tener más votos en alcaldes y tal vez incluso un mayor número de alcaldes electos también, pero pueden haber sorpresas en las 10 comunas más emblemáticas.

Y esto solo puede favorecer a la Concertación.

De las 10 comunas, 8 pertenecen a la Alianza, 1 pertenece a la Concertación y 1 a la alcaldesa independiente Marcela Hernando. Y dado que por defecto se espera que los titulares retengan su comuna, la Concertación puede sorprender en las 7 comunas donde los alcaldes de la Alianza van a la re-elección. En este sentido, ganadores en Maipú y Puente Alto no son sorpresas, pues los alcaldes titulares no van a re-elección, dejando la competencia abierta.

Según mi pronóstico, la Alianza probablemente obtendría entre 5 y 6 comunas, la Concertación probablemente obtendría entre 2 y 3 comunas, y los independientes obtendrían 1 comuna. Ahora bien, si suponemos que pueden haber sorpresas a favor de la Concertación, lo más probable es que sean en comunas donde tenga buenos recursos invertidos o un candidato ampliamente conocido. En principio, esto es posible en Santiago y en La Florida.

Supongamos que la Concertación sorprende, y gana en Santiago y en La Florida.

Esto implicaría que la Alianza mantendría sus dos comunas seguras (Viña del Mar y Las Condes) y la que se inclina a su favor (Valparaíso), y la Concertación ganaría en las dos comunas nuevas del grupo (Temuco y San Bernardo) y daría dos sorpresas (Santiago y La Florida). Además, dos comunas (Maipú y Puente Alto) irían–casi al azar–una para cada coalición. La otra comuna (Antofagasta) irremediablemente irá para la candidata independiente de la Concertación.

Miremos, entonces, con más detención lo que pasa en Santiago y en La Florida.

Por un lado, Santiago parece ser una batalla competitiva porque ambos candidatos tienen un porcentaje de apoyo alto, muy similar. Mientras que Pablo Zalaquett (UDI) obtiene alrededor de 38%, Carolina Tohá (PPD) obtiene alrededor de 37%. Un empate estadísticamente técnico que cobra sentido al observar elecciones previas. En 2004 y 2008 los votos se repartieron de forma pareja entre la centro-derecha y la centro-izquierda.

En comparación, La Florida parece ser una batalla menos competitiva. Las encuestas señalan que el alcalde designado Rodolfo Carter (UDI) aventaja al ex alcalde de la comuna Gonzalo Duarte (PDC) por 42% a 25%. Incluso, si Duarte recuperará terreno, la historia no juega a su favor. Cuando fue electo alcalde en 1996 ganó por 151 votos, para luego perder su intento de re-elección en 2000 por 7,879 votos.

Todo apunta a que entre las 10 comunas más importantes del país, solo en Santiago puede haber una sorpresa. (Pues Maipú y Puente Alto son comunas abiertas que pueden ir para cualquier lado, y Antofagasta es de la candidata independiente de la Concertación). Naturalmente cualquiera victoria de la Concertación en una de las otras comunas sería una sorpresa igual de oportuna. Pero más que mérito de la Concertación sería un fracaso de la Alianza.

6 Respuestas a “Las sorpresas de las municipales van a beneficiar a la Concertación

  1. Tengo una duda, por este medio, usted indica que las encuestas telefónicas tienen un bajo % de credibilidad,pero usted usa esta misma encuesta para indicar que en La Florida el alcalde en ejercicio tiene una probabilidad media alta de salir reelegido. como se explica esta contradicción?

  2. Las encuestas telefónicas no son malas en sí. De hecho en el ranking de encuestadoras, algunas de las encuestas que tienen mejores predicciones pre-electorales de intención de voto son justamente aquellas que se hacen por telefono.

    Yo he argmentado dos cosas. 1. que las encuestas por telefono tienen sesgos naturales, por lo que hay que ser cuidadoso con su interpretación. 2. que algunas encuestas tienen problemas de sesgo intencional, lo cual solo suma error en su estimación.

    En este caso, en particular, todas las encuestas dan una ventaja a Carter por sobre Duarte de casí 20 puntos. Un margen lo suficientemente amplio para hacer una inferencia. Incluso considerando su error reportado y su error-no-forzado.

  3. ok, pero si solo revisamos las votaciones anteriores en términos numéricos, jamás la coalición ha logrado 20 puntos de ventaja. a lo que voy que si solo analizamos los números de elecciones anteriores, los puntos porcentuales no informan una diferencia tan abultada. es casi como decir, que Bachelet le va sacar 30 o mas puntos al candidato de la alianza

  4. En elecciones presidenciales, no. Tienen incentivos particulares. Pero en elecciones legislativas y elecciones de alcaldes es común ver que un candidato fuerte le saque 20% de ventaja a un candidato débil. Esto no significa que Carter le va ganar a Duarte por 20%. Pero sí significa que Carter es más fuerte de lo que se creía, y que Duarte ha perdido harto peso en la comuna. Es probable que la diferencia entre ambos no supere el 10%, pero para ser competitivo Duarte tendría que haber entrado a la recta final con un mayor porcentaje de apoyo.

  5. Pingback: Pronósticos para las elecciones municipales de 2012 | tresquintos

Deja un comentario