Bachelet 2013 y la Sobrevivencia de la Concertación

Desde que Michelle Bachelet dejó La Moneda en 2010, ha sido la figura pública con mayor adhesión en las encuestas de opinión pública. También ha liderado los sondeos entre los potenciales candidatos para la próxima elección presidencial. El bajo nivel de rechazo y el alto nivel de apoyo ha llevado a un sector dentro de la Concertación a pedir su pronta nominación como la abanderada de la coalición para las elecciones de 2013.

El sector que plantea nominar a Bachelet cuanto antes descarta negociar con candidatos independientes y descolgados–Andrés Velasco y Marco Enríquez-Ominami. Buscan nominar a un candidato militante del cual exigen un gobierno sustentado en lealtades partidarias. Al nominar a Bachelet desde las elites, la Concertación evita la amenaza de fraccionar a los votantes de cara a una potencial segunda vuelta y potenciar a los partidos de su coalición.

Otro sector plantea nominar un candidato militante de la Concertación, pero por medio de primarias. Estos apuntan a renovar las cúpulas de líderes al permitir a todos los militantes que quieran levantar una candidatura. Dentro de este grupo también hay quienes apoyan incluir a independientes y descolgados en la nómina. Al establecer primarias, abiertas o cerradas, la coalición vincula a los aspirantes a apoyar al candidato único.

Si bien los dos sectores incluyen estrategias diferentes para lidiar con la candidatura de Bachelet, ambas representan una amenaza a la sobrevivencia de la Concertación. El primer sector propone reiterar el error de la Concertación en 2009, cuando al nominar a Frei implícitamente impulsaron la candidatura de Enríquez-Ominami. El segundo sector propone homologar el peso de Bachelet al de candidatos que no tienen apoyo en las encuestas (e.g. Claudio Orrego, Carolina Tohá).

El factor común de ambas estrategias es usar a Bachelet como punto de referencia. Si bien es algo inevitable, dado sus altos índices de apoyo en las encuestas, se está consolidando como un factor divisor por sobre uno unificador. Es probable que Bachelet sea parte del problema más que parte de la solución. Mientras Bachelet no manifieste su intención de levantar o declinar una candidatura en 2013, seguirán los conflictos intra-coalicionales.

3 Respuestas a “Bachelet 2013 y la Sobrevivencia de la Concertación

  1. Un gran error en pensar que esta señora es la salvacion de la concertacion,solo hay que mirar su decir y su vivir.hay una gran cantidad de problemas de su gobierno que recien se estan dando a conocer publicamente,por decir algunas…Es el Gobierno que mas Termoelectricas autorizo,en situaciones de presion,se esconde en un helicoptero,no se preocupa de la modernidad del mundo y menos de su País,dejo un gran desastre en la Locomocion y transporte,inaguró hospital con enfermos de mentira,esta en investigacion los mas de 30.000. exonerados Politicos y otros tanto mas en espera de su resolucion,si este Ilicito no se hubiese aplicado,jamas la concertacion sería gobierno.
    y la frase de oro. Como bandera de Lucha, siempre ataco al sistema yanqui y donde esta disfrutando de la vida??

  2. Pingback: El Factor Bachelet | tresquintos

  3. Pingback: El Factor Bachelet | Tresquintos

Deja un comentario