Elección Municipal de 2012: Partidos fuera de las grandes Coaliciones

El sistema electoral chileno distorsiona preferencias políticas. Mientras la gran mayoría de los chilenos se declara ser de centro, 85% de los candidatos electos son de la centro-izquierda (Concertación) o la centro-derecha (Alianza). Sólo un puñado de candidatos independientes, y de partidos que compiten por fuera de la Concertación y la Alianza, logran acceder al poder por vía democrática. En la elección de alcaldes de 2008, 291 de los 345 comunas eligieron un candidato de la Concertación o la Alianza. De las 53 comunas restantes, 38 eligieron candidatos independientes fuera de pacto, y 15 eligieron candidatos de partidos políticos alternativos.

Con la elección municipal de 2012 en la mira, en este artículo propongo un teorema para determinar en qué comunas candidatos independientes, y candidatos de partidos que compiten por fuera de la Concertación y la Alianza, tienen mayor probabilidad de ganar. Para este ejercicio me baso fundamentalmente en el rendimiento electoral de candidatos en elecciones pasadas (1992, 1996, 2000, 2004, 2008). La unidad de análisis es la comuna; utilizo el genoma electoral de cada comuna para determinar la probabilidad de la comuna de elegir a un candidato que no es ni de la Concertación, ni de la Alianza.

El razonamiento es el siguiente. Hay ciertas comunas que están predeterminadas a elegir candidatos de izquierda (e.g., La Ligua, Til-Til, Pedro Aguirre Cerda), y hay ciertas comunas que están predeterminadas a elegir candidatos de derecha (e.g., Las Condes, Providencia, Vitacura). En estas comunas de votantes duros, las cúpulas políticas saben de antemano quién va ganar la elección. No necesitamos una bola de cristal para saber que un candidato del partido Comunista (PCCH) no puede ganar en Vitacura, o que un candidato de la Unión Demócrata Independiente (UDI) no puede ganar en Til-Til.

Al haber un patrón establecido (de preferencias políticas en ciertas comunas), los recursos de campaña se pueden distribuir mejor. (¿Cuánto esta dispuesto a invertir el PCCH para llevar un candidato comunista en Vitacura, sabiendo de antemano que va perder?) Es crucial que los partidos sepan dónde pueden competir. Dado que nominar candidatos en todo el país conlleva un alto costo económico, las élites de las grandes coaliciones registran y sistematizan información sobre dónde pueden llevar candidatos con probabilidades reales de ganar. Por ejemplo, las élites del partido Demócrata Cristiano (PDC) saben que tienen buenas prospectivas en comunas rurales.

Los partidos que están fuera de las grandes colaciones sufren de varios problemas para hacer este tipo de cálculo.

Una razón es que los partidos que están fuera de las grandes coaliciones son partidos zonales, que llevan candidatos solo en ciertas zonas del país. Por ejemplo, la lista electoral La Fuerza del Norte (LFN) en 2008 anticipó que sus posibilidades de nominar candidatos en todas las comunas del país y ganar en la mayoría eran bajas. Por lo que decidió nominar candidatos sólo en comunas en que pensaron que tenían una alta probabilidad de ganar. De los 4 candidatos que llevaron, ganó sólo 1. Este problema también existe en partidos que tienen alcance nacional. Dado que en la gran mayoría de las comunas son tercera, cuarta o quinta preferencia, suelen perder en la mayoría de las unidades electorales donde compiten. Es el caso de la lista Juntos Podemos Más (JPM). En 2008 llevó 191 candidatos, de los cuales sólo logró elegir 7. En comparación con LFN, la campaña de JPM fue un desastre electoral.

Por eso es importante que los partidos que están fuera de los grandes pactos entiendan cuál es su probabilidad de llevar candidatos en ciertos distritos y perder. Para evitar un desastre electoral como la del JPM en 2008 (y también en años anteriores), los partidos que compiten contra el sistema (la distorsión de las preferencias políticas) necesitan saber cuáles son las comunas donde tienen reales posibilidades de ganar. En lo que sigue propongo una serie de comunas donde pueden ganar los partidos que están fuera de las dos grandes coaliciones, pero ideológicamente están en alguna parte entremedio — partidos que son más derecha que la DC, pero más izquierda que RN. Como referencia: el PRI, el PRO y CH1 (i.e., “partidos bisagra”).

(Nota: al momento de escribir este artículo los 3 partidos nombrados arriba no estaban registrados dentro de las coaliciones. Sin embargo, la misma lógica aplica si llegan a entrar, dado que al momento de negociar candidaturas, deben tener una postura clara sobre dónde es más y menos probable conseguir un escaño).

Para dar con el perfil de la comuna donde puede ganar un candidato de estos partidos bisagra, identifico algunas características de las comunas en donde tienen una baja probabilidad de ganar.

  1. No pueden ganar en las comunas más grandes: Viña del Mar, Maipú, Valparaíso, La Florida, Las Condes, Puente Alto, Santiago, Antofagasta, Concepción y Ñuñoa son comunas donde los partidos tienen intereses estratégicos. Principalmente por ser comunas que influyen de forma directa en las elecciones de diputados y senadores. Por eso las dos grandes coaliciones tienden a nombrar candidatos seguros en las 10 comunas más grandes del país para no arriesgar perder la elección.
  2. No pueden ganar en las comunas más pequeñas. Comunas pequeñas, como Antártica, Tortel, O’Higgins, Timaukel responden a dinámicas locales. En la mayoría de los casos, los candidatos que resultan electos en comunas pequeñas tienen una plataforma de campaña basada en necesidades exclusivas a esa comuna. En 2008 en la comuna de Río Verde, Tatiana Vásquez fue electa con 100% de los votos (357).
  3. No pueden ganar en comunas lideradas por caudillos locales. En algunas comunas, especialmente en los sectores rurales y más extremos del país, los votantes tienden a votar por candidatos nacidos y criados en la comuna. Es el caso de los alcaldes Johnny Carrasco en Pudahuel (PS), Claudio Arriagada (PDC) en La Granja, Sadi Melo (PS) en El Bosque, Hasan Sabag (PDC) en Cabrero, Pedro Sabat (RN) en Ñuñoa, Sixto García (RN) en Camiña, Manuel José Ossandón (RN) en Puente Alto. Estos alcaldes son la punta de una pirámide compuesta de familia, amigos y conocidos. Y cuando dejen el municipio, el poder recaerá sobre alguien asociado al círculo cercano del alcalde.
  4. No pueden ganar en comunas que tienen una marcada tendencia histórica de apoyar un clan o un partido especifico. Mientras más homogénea la composición política de las autoridades electas en una comuna, más difícil es convencer al electorado que una opción alternativa es mejor. Cerro Navia es un buen ejemplo, dado que ha sido una comuna dominada por el clan Girardi del PPD. Cristina Girardi (PPD) fue electa alcalde en 1996, 2000 y 2004, hasta que en 2009 fue electa diputada (distrito 18). Anteriormente su hermano Guido Girardi (PPD) había sido electo diputado en el mismo distrito en 1993, 1997 y 2001 hasta que fue electo Senador (santiago poniente) en 2005. Entre 2006 y 2010 el padre de ambos, Guido Girardi Briére (PPD), fue electo diputado por la zona. Cualquier intento de competir con el clan fue fútil. Un RN solo logró entrar a la alcaldía una vez que todo el clan ya progresó al siguiente nivel en su carrera política.

De las comunas restantes, creo que es necesario que las siguientes características estén presentes para que la comuna tenga una alta probabilidad de elegir a un candidato de un partido bisagra.

  1. Comunas donde ganan los partidos moderados de las grandes coaliciones. Los partidos bisagra suelen ser producto de la deficiente oferta de los partidos de las grandes coaliciones para ofrecer una alternativa de centro. Porque las coaliciones ideológicamente representan a la centro-izquierda y a la centro-derecha, se tiende a pensar que los votantes tienen las mismas preferencias. Sin embargo, la mayoría de los votantes en Chile, lejos de considerarse de centro-izquierda o centro-derecha se declaran ser de centro. Por eso en las comunas donde los votantes tienden a tener una preferencia promedio (la mayoría de las comunas en Chile), los partidos moderados tienen importantes prospectivas de ganar; tanto los que están dentro de las grandes coaliciones como los que están fuera de las grandes coaliciones. Ergo, candidatos de partidos “bisagra” tienen una mayor probabilidad de ganar en las comunas donde el alcalde titular es de RN o del PDC. En 2000 hubo 159 comunas donde ganó un RN o un PDC.
  2. Comunas donde hay una alta alternancia entre ambas coaliciones. En comunas donde votantes no tienen preferencias estables, hay una tendencia de alternar constantemente entre candidatos de diferentes orígenes políticos. Por eso, en comunas donde hay una mayor volatilidad electoral, los partidos bisagra tienen una mayor probabilidad de captar el voto de los indecisos.
  3. Comunas donde tienden a ganar candidatos independientes (que compiten por la lista de una de las dos grandes coaliciones o como independientes fuera de pacto). Las cúpulas de los partidos nominan candidatos independientes al saber que tienen una mejor oportunidad que un militante de ganar la elección. Las comunas donde esto es una tendencia, son diferentes al resto de las comunas. Por una o otra razón, la mayoría relativa de la comuna esta dispuesta a votar por un independiente por sobre un militante.

En conclusión, las comunas en donde un candidato de un partido que esta fuera de la Concertación y la Alianza pero en el centro del espectro ideológico, tiene una mayor probabilidad de ganar, es en:

  • Las comunas que fueron gobernadas por un PDC o un RN en la serie 2000-2012.
  • Las comunas que alternaron entre Concertación y Alianza en la serie 2000-2012.
  • Las comunas donde un independiente fue electo en 2004 y 2008.
  • Menos en las comunas más grandes y más pequeñas del país, y las comunas dominadas por caudillos locales o clanes políticos/familiares.

Recomiendo a los partidos fuera de las grandes coaliciones competir en las siguientes (110) comunas:

  • Algarrobo, Alhué, Alto del Carmen, Angol, Antuco, Calera, Calera de Tango, Cañete, Cartagena, Castro, Catemu, Cauquenes, CerrillosChaitén, Chanco, Chonchi, Cisnes, Cochamó, Codegua, Concón, Curepto, Dalcahue, Doñihue, El Quisco, El Tabo, Freire, Freirina, Frutillar, Galvarino, Hualañé, Independencia, Isla de Maipo, La Cisterna, La Serena, La Unión, Lago Ranco, Lampa, Lanco, Las Cabras, Lautaro, Limache, Llanquihue, Llay Llay, Lo Barnechea, Lo Espejo, Loncoche, Los Sauces, Lumaco, Malloa, Mariquina, Maullín, Ninhue, Nogales, Nueva Imperial, Olivar, Osorno, Padre las Casas, Paredones, Parral, Pelarco, Pelluhue, Peñalolén, Pencahue, Penco, Perquenco, Pica, Pitrufquén, Portezuelo, Puchuncaví, Puerto Octay, Purén, Purranque, Queilén, Quellón, Quemchi, Quillón, Quilpué, Quinchao, Quinta Normal, Quintero, Rauco, Retiro, Río Hurtado, Romeral, Salamanca, San Carlos, San Clemente, San Esteban, San Javier, San Miguel, San Nicolás, San Pablo, San Ramón, San Rosendo, Santa Bárbara, Santa Cruz, Santa Juana, Santa María, Temuco, Tocopilla, Tomé, Treguaco, Tucapel, Valdivia, Vichuquén, Vicuña, Vilcún, Villarrica, Vitacura, Zapallar.

No recomiendo a los partidos fuera de las grandes coaliciones competir en las siguientes (56) comunas:

  • Antofagasta, Cabildo, Cabrero, Camiña, Casablanca, Cerro Navia, Cochrane, Coínco, Colchane, Concepción, Coquimbo, Curaco de Vélez, El Bosque, Futaleufú, General Lagos, Guaitecas, Isla de Pascua, Juan Fernández, La Estrella, La Florida, La Granja, La Pintana, Lago Verde, Laguna Blanca, Las Condes, Macul, Maipú, Mejillones, Monte Patria, Navarino-Cabo de Hornos, Ñuñoa, O’Higgins, Ollagüe, Paihuano, Palena, Pozo Almonte, Primavera, Pudahuel, Puente Alto, Pumanque, Quilaco, Quillota, Río Ibáñez, Río Verde, San Felipe, San Gregorio, San Juan de la Costa, San Pedro de Atacama, Santiago, Santo Domingo, Taltal, Timaukel, Torres del Paine, Tortel, Valparaíso, Viña del Mar.

Finalmente, en el resto de las comunas (179), pienso que utilizar una revisión caso-a-caso es una mejor estrategia que utilizar una regla general. La lista de esas comunas es la siguiente:

  • Aisén, Alto BioBio, Alto Hospicio, Ancud, Andacollo, Arauco, Arica, Buin, Bulnes, Calama, Calbuco, Caldera, Calle Larga, Camarones, Canela, Carahue, Chañaral, Chépica, Chiguayante, Chile Chico, Chillán, Chillán Viejo, Chimbarongo, Cholchol, Cobquecura, Coelemu, Coihaique, Coihueco, Colbún, Colina, Collipulli, Coltauco, Combarbalá, Conchalí, Constitución, Contulmo, Copiapó, Coronel, Corral, Cunco, Curacautín, Curacaví, Curanilahue, Curarrehue, Curicó, Diego de Almagro, El Carmen, El Monte, Empedrado, Ercilla, Estación Central, Florida, Fresia, Futrono, Gorbea, Graneros, Hijuelas, Hualaihué, Hualpen, Hualqui, Huara, Huasco, Huechuraba, Illapel, Iquique, La Cruz, La Higuera, La Ligua, La Reina, Laja, Lebu, Licantén, Linares, Litueche, Lo Prado, Lolol, Longaví, Lonquimay, Los Alamos, Los Andes, Los Angeles, Los Lagos, Los Muermos, Los Vilos, Lota, Machalí, Máfil, Marchihue, María Elena, María Pinto, Maule, Melipeuco, Melipilla, Molina, Mostazal, Mulchén, Nacimiento, Nancagua, Natales, Navidad, Negrete, Ñiquén, Olmué, Ovalle, Padre Hurtado, Paillaco, Paine, Palmilla, Panguipulli, Panquehue, Papudo, Pedro Aguirre Cerda, Pemuco, Peñaflor, Peralillo, Petorca, Peumo, Pichidegua, Pichilemu, Pinto, Pirque, Placilla, Porvenir, Providencia, Pucón, Puerto Montt, Puerto Varas, Punitaqui, Punta Arenas, Puqueldón, Putaendo, Putre, Puyehue, Quilicura, Quilleco, Quinta de Tilcoco, Quirihue, Rancagua, Ránquil, Recoleta, Renaico, Renca, Rengo, Requínoa, Rinconada, Río Bueno, Río Claro, Río Negro, Saavedra, Sagrada Familia, San Antonio, San Bernardo, San Fabián, San Fernando, San Ignacio, San Joaquín, San José de Maipo, San Pedro, San Pedro de la Paz, San Rafael, San Vicente, Sierra Gorda, Talagante, Talca, Talcahuano, Teno, Teodoro Schmidt, Tierra Amarilla, Tiltil, Tirúa, Toltén, Traiguén, Vallenar, Victoria, Villa Alegre, Villa Alemana, Yerbas Buenas, Yumbel, Yungay.

2 Respuestas a “Elección Municipal de 2012: Partidos fuera de las grandes Coaliciones

  1. Podrían publicar los valores de las probabilidades calculadas?
    Me gustaría poder ver como los calcularon para comprobar las hipótesis planteadas

  2. Pingback: Pesos Pesados de la Concertación: ¿Candidatos en 2012 o 2013? | tresquintos

Deja un comentario