2 listas para la Concertación en 2013

En 2008, los cuatro partidos de la Concertación fueron por primera a una elección en listas separadas. Inicialmente la idea, propuesta por el PPD y el PRSD, fue rechazada por el PDC y el PS quienes consideraban que la propuesta podría quebrar definitivamente a la coalición. Pero finalmente accedieron; una lista fue compuesta por el PDC y el PS (Concertación Democrática) y otra lista fue compuesta por el PPD y el PRSD (Concertación Progresista).

Si bien no ayudó mucho (la Concertación perdió 57 comunas y 62 concejales), no fue una mala idea. Si habría habido primarias para alcaldes, se podría haber seleccionado a candidatos mejor posicionados para competir. En concejales, en cambio, la doble lista sí permitió integrar liderazgos locales que de otro modo habrían ido como candidatos independientes o en la lista de Chile Limpio o de Juntos Podemos.

Concejales 2004

Alcaldes 2004

Concejales 2008

Alcaldes 2008

¿Qué pasaría si la Concertación decide dividirse en 2 listas para las elecciones de diputado de 2013?

Primero, una prueba de factibilidad política:

  • El PDC estaría en contra. Actualmente es el partido al cual se le asignan más distritos para competir. Cualquier cambio los perjudicaría.
  • El PS estaría indeciso. Es el tercer partido más grande de la Concertación, lugar disputado con el PPD. Podría elegir cualquier lado dependiendo de las elecciones municipales de 2012.
  • El PRSD y el PPD estarían a favor. Son los partidos que más podrían ganar con la doble lista. Como el partido más pequeño de la coalición, cualquier cambio le vendría bien al PRSD. El PPD, en cambio es el partido más efectivo de la Concertación y tiene un despliegue territorial para posicionar candidatos en al menos 4/7 del país (zona central).

Si la Concertación se dividiera en dos listas, lo más probable es que la PDC competiría con el PS  y el PRSD compitiera con el PPD. Esto significaría que ambas listas podrían nominar hasta 120 candidatos cada una para competir en los 60 distritos que están en juego. El cuadro que esta abajo muestra la distribución de escaños en las últimas tres elecciones.

Si suponemos que el PDC nomina 60 candidatos y el PS nomina 60 candidatos, ambos estarán nominado más candidatos que nunca antes. Si suponemos que el PPD y el PRSD se dividen 75/45, ambos también estarían nominado más candidatos que nunca antes. En la práctica cada uno de los 4 partidos tendría mayor probabilidad de ganar, dado que llevan más candidatos.

Pero esta estrategia tiene un problema central (suponiendo que cada partido logra levantar la cantidad de candidatos que sugiero arriba). Los partidos estarán compitiendo entre sí.  Si suponemos que ±50% de cada distrito vota por la Alianza (sin tomar en cuenta otras listas), los partidos de la Concertación estarán compitiendo por 50% de los votos. Esto es conlleva cierto riesgo, dado que a medida que aumenta la cantidad de listas, disminuye la cantidad de votos promedio por lista. Esto último fortifica a la lista mas fuerte (en este caso la Alianza), posibilitando un doblaje a su favor.

Por eso es difícil prever una división entre las listas. Los partidos de la Concertación compiten por la preferencia del mismo votante, y sin coordinación entre la élites arriesgan mucho. La única forma que dos listas sería funcional para el objetivo, sería pactar por omisión en la mayoría de los distritos, y competir libremente en el resto de los distritos. Aún así, surgen dudas, por ejemplo: ¿en qué distritos coordinar y en qué distritos competir?

En conclusión, 2 listas para la Concertación solo son posibles si los candidatos si se hace un enorme pacto por omisión. Cosa que es prácticamente idéntico a lo que se ha hecho en todas las elecciones desde 1989.

Deja un comentario