Alcaldes, Diputados, Senadores y Presidentes

Tal como mencionamos en éste artículo, tresquintos está inspirado en proyectos de predicción electoral llevados a cabo en Estados Unidos y en Reino Unido. Ahora bien, tanto en Estados Unidos como en Reino Unido las elecciones presidenciales y legislativas son significativamente diferentes a sus respectivas elecciones en Chile. Para ajustar estos modelos al caso chileno debemos tomar en cuenta las particularidades de cada elección.

Elecciones presidenciales

En Estados Unidos las elecciones presidenciales se conducen a través de un Colegio Electoral (Electoral College), y en Reino Unido se conducen bajo las premisa de elecciones parlamentarias (General Elections). En Chile, en cambio, existe una elección presidencial directa con segunda vuelta en el caso de que el candidato con más votos no consiga la mayoría abslouta (50%). Por eso, no es necesario simular las diferentes combinaciones que pueden existir para elegir al presidente (como en Estados Unidos), ni es necesario entrar en un sofisticado análisis coyuntural para predecir la formación de coaliciones (como en Inglaterra). En Chile, es electo el candidato con más votos a nivel nacional. Por eso, basta usar los datos que entregan las encuestas para apuntar al candidato ganador.

Elecciones legislativas

En Estados Unidos y Reino Unido las elecciones legislativas se llevan a cabo en unidades electorales uninominales (se elige un representante por unidad electoral). En Chile en cambio, las elecciones legislativas se llevan a cabo en unidades electorales binominales (se eligen dos representantes por unidad electoral). Por eso, el proceso para predecir los resultados de la elección legislativa es levemente más complejo. En vez de hacer el mismo procedimiento que hacemos para identificar el candidato presidencial favorito, debemos lidiar con las complejas distorsiones del sistema electoral binominal (el método de asignación de escaños a partir de los votos). Esto lo hacemos en dos pasos. El primer paso es usar los datos de corto y largo plazo para identificar la probabilidad de cada candidato de ser electo en su unidad electoral. La sumatoria de estas probailidades nos indica qué lista esta mejor parada. El segundo paso es lidiar con la distorsión de fábrica (puede existir el caso donde los dos candidatos con más votos no sean los mismos dos que resultan electos). Dado que puede existir el caso que tres candidatos tengan la misma probabilidad matemática de resultar electos, usamos la votación de cada lista como proxy. Es decir, de acuerdo a la probabilidad de votación de cada lista definimos si va haber doblaje o no en la respectiva unidad electoral. En el caso que no hay doblaje (lista<66,6%), pronosticamos una victoria electoral para los dos candidatos con mayor probabilidad de votación de cada una de las dos listas con mayor proababilidad de ser las más votadas. En el caso que sí hay doblaje (lista>66,6%), pronosticamos una victoria para los dos candidatos de la lista con mayor probabilidad de ser la más votada.

Elecciones de alcaldes

Para predecir resultados para las elecciones de alcalde, seguimos el mismo procedimiento que seguimos para las elecciones presidenciales; dado que en ambas elecciones los candidatos son electos por votación directa en unidades electorales uninominales (m=1).

Deja un comentario